La tarima de exterior es un elemento clave en la creación de espacios al aire libre, aportando calidez y naturalidad a jardines, terrazas y balcones. Existen principalmente dos tipos de tarima para uso exterior: la tarima de madera y la tarima sintética. Mientras que la tarima de madera ofrece una estética natural y tradicional, la sintética se destaca por su durabilidad y bajo mantenimiento, emulando con gran éxito la textura y color de la madera natural.

Info Parquet es tu sitio para todo lo que necesitas saber sobre el parquet.

En nuestro blog, publicamos noticias, actualizaciones e información; tenemos un canal de YouTube donde subimos videos de todo tipo; y un podcast donde te contamos historias de parquet.

Te recomendamos que pases por infoparquet.com y te suscribas a nuestro boletín de noticias y te enviaremos todo lo que publiquemos cada semana. Además, si eres profesional, puedes crearte una página en nuestro directorio de profesionales y las personas que visiten nuestra web pueden contactarte. También tenemos una selección de productos recomendados para el parquet y los parquetistas en nuestra tienda, y una sección de recursos y aplicaciones útiles para tu día a día.

Así que, ¿a qué esperas? ¡Todo son ventajas si estás registrado en Info Parquet! ¡Te esperamos!

Montaje con Rastreles de Madera

Una de las técnicas más tradicionales y efectivas para instalar tarima de exterior es el montaje sobre rastreles de madera. Esta metodología consiste en la utilización de listones de madera como base de apoyo para las tablas de la tarima, garantizando un montaje sólido y duradero. La elección del material para los rastreles es crucial, debiendo optarse por maderas tratadas o especies resistentes a la humedad y al ataque de insectos, como el pino tratado, el cedro o especies tropicales.

Rastrel de pino para montaje de tarima exterior
Rastrel de pino para montaje de tarima exterior

Paso a Paso en la Instalación

  1. Preparación del Terreno: El primer paso consiste en preparar y nivelar el terreno donde se instalará la tarima. Es fundamental asegurar un drenaje adecuado para evitar acumulaciones de agua bajo la estructura.
  2. Colocación de Rastreles: Los rastreles se disponen en paralelo a una distancia que depende del grosor de las tablas de tarima, generalmente entre 40 y 60 cm. Para garantizar la durabilidad y evitar el contacto directo con el suelo, se pueden utilizar soportes regulables o tacos de plástico.
  3. Nivelación: La nivelación de los rastreles es un paso crítico. Se utilizan tacos o cuñas para ajustar la altura y garantizar una superficie completamente plana. Este proceso asegura que la tarima final no presente desniveles, lo cual es esencial tanto por estética como por funcionalidad.
  4. Fijación de la Tarima: Una vez nivelados los rastreles, se procede a colocar las tablas de la tarima. Para ello, se utilizan grapas especiales que se atornillan a los rastreles, asegurando una fijación oculta y estética. Las grapas permiten cierto juego para la expansión y contracción natural de la madera debido a los cambios climáticos.
  5. Acabados: Tras la instalación, se procede a realizar los acabados necesarios, como el lijado y la aplicación de productos protectores contra la humedad, los rayos UV y el ataque de insectos, extendiendo así la vida útil de la tarima.
Montaje de tarima radicional con rastreles
Montaje de tarima tradicional con rastreles

Ventajas e inconvenientes de este Sistema

El montaje de tarima exterior mediante rastreles de madera y grapas presenta diversas ventajas pero también algunos inconvenientes:

  • Durabilidad: Al evitar el contacto directo de la tarima con el suelo, se reduce el riesgo de humedad y deterioro. Si bien es cierto que con el tiempo estos rastreles pueden deteriorarse.
  • Estética: La fijación con grapas permite un acabado limpio sin tornillos a la vista.
  • Adaptabilidad: La nivelación mediante tacos o cuñas facilita la instalación en terrenos irregulares.
  • Ventilación: Este sistema garantiza una adecuada circulación del aire bajo la tarima, evitando el encharcamiento y la pudrición.

En conclusión, el sistema de montaje de tarima exterior tradicional, con rastreles de madera y fijación mediante grapas, es una opción robusta y estéticamente agradable para disfrutar de espacios al aire libre con el encanto y la calidez que solo la madera puede ofrecer. Ya sea que optemos por tarima de madera natural o sintética, este método de instalación garantiza una durabilidad correcta y un acabado de primera calidad, permitiendo crear ambientes exteriores acogedores y funcionales.

La industria de la tarima de exterior ha progresado, enfocándose en la durabilidad de los rastreles y en la eficiencia del montaje. Hablaremos de estos avances y nuevos materiales en nuestros próximos artículos. No olvides suscribirte a nuestro boletín para mantenerte informado.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.